lunedì 10 luglio 2017

La buca delle lettere - El buzón del correo

IT-ESP

Calella, carrer de la riera, barri de pequín

Avevano messo tutte le speranze in quella buca delle lettere. Prima non ne avevano, ma la communicazione che aspettavano era così importante che avevano disposto tutto perche fosse consegnata senaa dubbio. Logicamente pensavano che sarebbe una lettera raccomandata - le lettere importanti, i postino sempre dicevano che dovevano essere raccomandate -. Perciò avevano allestito una maniglia affinché il postino potesse bussare e loro lo sentissimo benissimo. La maniglia era in ferro colato, nera. Ma ché cosa succederebbe se il postino bussasse e non fosse sentito? Probabilmente dovrebbe lasciare un avviso per raccogliere la raccomandata in ufficio. Quindi, la buca delle lettere, anche nuovissima, che per altro anche farebbe sì che se la posta non fosse raccomandata il postino la lasciarebbe nella buca.

Quello che aspettavano era importantissimo. Due giorno dopo di disporre tutto, avevano deciso che uno della famiglia farebbe la sentinella in strada e chidereve sempre che passassi il postino,se la lettera fosse arrivata.
---------------------
La carta que esperaban era una comunicación de lo más importante, nunca antes habían estado tan pendientes de recibir algo. En realidad, nunca antes habían recibido nada; ni siquiera tenían buzón en la puerta, pero ahora era diferente: les habían dicho que se lo harían llegar por correo. Quien sabe si sería un telegrama, un burofax o... Vaya, en todo caso tenía que ser una carta certificada, una cosa así de importante...

El caso es que pusieron un picaporte, de hierro y negro, para asegurarse que el cartero llamaría a porrazo limpio (un timbre, ni se les había pasado por la cabeza). Porque el cartero tendría que llamar para que ellos firmaran la entrega, claro que en el caso de que no estuvieran en ese momento el cartero tendría que dejar un aviso por lo que también habría que disponer una apertura para ello, un buzón en la misma puerta, porque además también era posible - escapando a toda lógica - que la carta fuera enviada en modalidad ordinaria. Sin buzón, ya podrían olvidarse de recibirla, fuera certificada o no, sin buzón hasta era posible que el cartero ni siquiera picara con la aldaba.

Todo dispuesto, preparados para recibir la epístola. Al cabo de dos días de tenerlo todo a punto decidieron que esperarían - haciendo guardia por turnos - al cartero en la misma calle para abordarle en cuanto apareciera y decirle que eran ellos, que los de la carta en esa dirección eran ellos...

PODI-.

16 commenti:

  1. En aquesta porta era indispensable el 'picaporte' i la bustia....
    M'encanten les histories inacabades

    abraçades

    prenc una temporada de descans estival... bon estiu

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Bon estiu, doncs, lluny d'humitats imagino.

      podi-.

      Elimina
  2. Ahora en el buzón no se recibe nada más que notificaciones del banco o propaganda, ahora estamos en la era de la electrónica y todas nuestras comunicaciones la realizamos utilizando ese medio.

    Besos

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Menos yo, que una vez al mes envío dentro de un sobre una fotografía a aquellos amigos con los que me he encontrado en algún momento del mes anterior...

      podi-.

      Elimina
  3. Extraordinària i surrealista història. Molt ben buscada!

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Inspirada per la foto, és clar. Aquestes bústies a peu de carrer sempre són "missatges".

      podi-.

      Elimina
  4. Buen hermanamiento entre el buzón, la aldaba y las texturas de la piedra, la madera y el metal. Eso sí, en todo caso siempre cabe la posibilidad de que El Coronel no tenga quien le escriba y los años transcurran esperando la ansiada carta.
    Un abrazo,

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Deseaban recibirla con auténtica ansia, eso es así.
      Un buzón sin cartas, ya casi son como cabinas telefónicas sin "hablantes". Corresponden a un momento; aún se reciben algunas cosas.

      podi-.

      Elimina
  5. Vamos, que de ninguna de las maneras se iban a quedar sin recibir la susodicha misiva.
    Es una pena que los nuevos medios nos dejen sin cartas, yo aún soy de los que, por lo menos en Navidad, manda postales manuscritas aunque cada vez recibo menos de vuelta. Y no me gustan las felicitaciones colectivas vía guasap pero ¡qué se le va a hacer?
    Como dirían en el jovencito Frankenstein (Fronconstín, ya sabes) ¡vaya par de aldabas!
    Salu2

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Sí, los tiempos cambian y evolucionan, a lo que sea, pero evolucionan.

      podi-.

      Elimina
  6. Sarà arrivata poi...? Ciao, Arianna

    RispondiElimina
  7. Buena imagen, amigo... Que tiempos aquellos, tan alejados, en que existian las cartas

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Aún existen, aún existen,... solo para aquellos que tienen a alguien que les escoja...

      podi-.

      Elimina
  8. Bona historia. Ara no crec que un carter fácil l'esforç de picar a la porta, però està bé imaginar-se com ho vidria la famílua.

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Penso que deixaria l'avís sense cap altra acció prèvia.

      podi-.

      Elimina